domingo, 4 de noviembre de 2012

UN MENÚ ROMANO SIN EXCESOS



  
Para acompañar al vino de Falerno no hay nada mejor que un buen menú romano, así pues, si os apetece pasar un domingo en compañía de Apicio he aquí unos sencillos y ricos platos.

¿Os animáis?

   Comenzaremos con una receta de PUERROS MADUROS, Apicio III, X, 1  que pueden servirse enteros o como si fuera una crema.
  
Ingredientes:

Aceite
Agua
Garum
Puerros
Sal
Vino puro

Elaboración:

       Mezclar agua y aceite con un puñado de sal. Cocer en ella los puerros y luego sacarlos. Aliñar con aceite, garum y vino puro. Servir así.

Como plato central tomaremos un POLLO FRONTONIANO, Apicio, V, 12:

Ingredientes:

Aceite
Ajedrea
Cilantro
Eneldo
Garum
Pimienta
Pollo
Puerros
Vino cocido o defritum

Elaboración:

Preparar un pollo, sazonarlo con garum mezclado con aceite, echar un manojo de eneldo, ajedrea, puerros y cilantro verde y ponerlo a cocer. Cuando haya cocido retíralo de la salsa, colócalo en una fuente y añade defritum. Servir con pimienta.

Para terminar tomaremos un delicioso postre, TORTILLA DE LECHE. Apicio VII, XIII, 8:

Ingredientes:


Aceite
Huevos
Leche
Miel
Pimienta

 Elaboración:

 Batir cuatro huevos, un cuarto de litro de leche, una cucharada de aceite hasta que se mezclen completamente. Poner en una sartén un poco de aceite, calentar e incorporar la mezcla que se había preparado. Cuando haya cuajado por un lado, se le da la vuelta, se unta con miel, se espolvorea pimienta y se sirve.

                                              


Recordemos los sabios consejos de Plutarco con respecto a la moderación en las comidas: “las cosas más baratas son siempre las más sanas para el cuerpo y que nos debemos cuidar, sobre todo, de los excesos en la comida, en la bebida y en la buena vida, cuando tengamos próxima una fiesta, la visita de unos amigos o cuando estemos esperando un banquete con algún alto personaje y una relación social ineludible, preparando así nuestro cuerpo en el buen tiempo de manera conveniente y boyante contra la tormenta que le amenaza. Pues es una ardua tarea el mantenerse en banquetes y francachelas en la moderación y costumbres propias sin parecer, con gran disgusto, desagradable y molesto a todos. Por ello, para no añadir fuego al fuego, según se dice, saciedad a la saciedad, vino al vino, se debe imitar con seriedad aquella broma sutil de Filipo… que, al darse cuenta de la situación, mandó aviso a cada uno de sus amigos, pidiéndoles que se reservaran para el pastel. Ellos, obedeciéndole y esperando lo que había de venir, comieron moderadamente de lo que les habían servido. La comida, en efecto, fue suficiente para todos. Precisamente de esta forma nos debemos preparar a nosotros mismos de antemano para estas relaciones sociales obligatorias, dejando espacio en nuestro cuerpo para los alimen­tos exquisitos, para las golosinas y sí, ¡por Zeus!, también para una borrachera, trayendo para estas cosas un apetito reciente y bien dispuesto.

Buen consejo

Plurimam salutem!
*Imágenes propias


2 comentarios:

Apicius dijo...

Buenos días Charo:
En la receta de pollo tiene la utilización del Garum, como usted sabe muy bien, el Garum no es asequible hoy en día. Un producto que dicen, puede parecerse al garum es el actual producto vietnamita Nuoc-man, claro como nadie conoce el verdadero garum, tendremos que admitir como cierta esta afirmación.
Hace años escribí algo sobre le garum que lo puede ver en este enlace http://historiasdelagastronomia.blogspot.com.es/2008/03/garum-el-condimento-del-imperio-romano.html, por su puesto no es de la profundidad de sus escritos y de la belleza literaria de los mismos.
Que pase buen día a pesar del gobierno.
Saludos

Charo Marco dijo...

Querido Apicius, efectivamente conozco el nuoc mam vietnamita y como bien dice usted, ¿cuál sería el sabor?

Todos los años hago un garum casero con caballa siguiendo la receta de las Geopónicas de Casiano Baso. Es una actividad divertida para los alumnos, aunque me pasa lo mismo, como no podemos viajar al pasado, nos quedamos con las ganas de saber cómo sabría en realidad, pero lo pasan bien.

Me ha encantado leer su artículo sobre el garum, muchas gracias.

Disfrute mucho pese a todo...

Saludos